Siempre es Dibujar

 ¿Por qué un Club del Dibujo? 
Porque el club es una forma genuina de asociacionismo, cooperación y amistad.
Está altamente incorporado a los modos de vida, es de comprobada eficacia simbólica y en donde las políticas de la amistad encuentran un formato fluido y cómodo.
Los clubes son comunidades intencionales, grupos culturales herederos del concepto de tribu: estos modos de agrupación y gestión son posibles expresiones del arte del siglo XXI. La forma de este club es blanda, sabe cómo adaptarse a los lugares a los que llega. Y como organización no tiene miembros, tiene simpatizantes. Decimos que más de 2 hacen un club convencidos de que la sola conexión es creativa y es una de las bases de crecimiento de las personas, y quizás, una vía para la construcción de ciudadanía.
El arte puede ser también un lugar donde recuperarnos. De todas sus formas, el dibujo funciona como una reserva de humanidad y sencillez en sociedades hiper-individualizadas y tecnocráticas. Los mecanismos de contagio que se producen en el acto de dibujar, desencadenan alegría, conocimiento de uno mismo y conducen la creatividad de uno hacia una forma pública de felicidad.

El dibujo es la catástrofe del poder. Dibuja.

* Se aceptan errores, enmiendas, tachaduras, titubeos y accidentes, así como también la apariencia de inacabado y los efectos fortuitos.